Music Magic Cube (MMC)

El arte de la composición y de la creación musical incorporado en un cubo 3D. Gracias a las diferentes figuras geométricas que se pueden crear, los pentagramas se conectan, se superponen, se esconden… Sin duda alguna, la forma más creativa y entretenida de aprender música.

Compatible con rotuladores de pizarra blanca Whiteboard Marker.


Edició: Harmony-Games
Impressió: Magic Concepts®
Copyright: Oriol Ferré, 2013©

17,00

Agotado

Más información

Uno de los artículos más atractivos de Harmony-Games es probablemente el Music Magic Cube. Un cubo dinámico de 7 cm3 con el que se pueden crear diferentes figuras geométricas y que, a la vez, permite trabajar conceptos como la lectoescritura y la composición musical. Diseñado para ser utilizado como juego didáctico, es ideal para profesores de música que quieran proponer actividades innovadoras a sus alumnos, así como para cualquier persona a quien gusten los rompecabezas 3D.

Propiedades del Music Magic Cube

1) Movimientos ilimitados. El cubo se puede girar por diferentes ejes tantas veces como se desee; incluso, se le puede dar la vuelta como si de un calcetín se tratara, seguir girando las piezas y volver a la posición original.
2) Imanes por todos los lados. Las seis caras exteriores del cubo (y también las interiores) están imantadas, de modo que cualquier figura geométrica mantendrá la posición deseada.
3) Pentagrama incorporado. Todas las caras del cubo cuentan con un par de pentagramas paralelos sobre los que se puede componer lo se desee. Impresión de alta calidad.
4) Superficie “vileda”. Todas las caras del cubo son compatibles con los rotuladores de pizarra blanca. Muy fácil de borrar.

El Music Magic Cube tiene muchas posibilidades. En primer lugar, porque el movimiento de las piezas respecto del eje se realiza en ángulo recto, lo que hace que los pentagramas mantengan la continuidad independientemente de las veces que se gire el cubo. Gracias a esa propiedad, el profesor de música puede escribir una composición en varias caras del cubo, trocearla girando las piezas y entregar el cubo al alumno para que descubra la posición original. Un juego creativo, participativo, entretenido, original y que además sirve como libreta de música 3D.

¿Y qué aspectos se trabajan?

• A nivel didáctico, la lectoescritura. Los movimientos del cubo pueden esconder diferentes composiciones en su interior.
• A nivel compositivo, la retrodegradación y la inversión. Las composiciones se pueden desfragmentar y reorganizar según diferentes parámetros.
• A nivel de habilidades, la inteligencia espacial. La creación de diferentes figuras geométricas permite realizar cálculos acerca de dónde aparecerá una determinada composición.
• Y a nivel lúdico, la posibilidad de aprender jugando.

El Music Magic Cube, fabricado por Magic Concepts, viene envasado al vacío y lleva un pequeño pedestal para ser expuesto donde se quiera. Buen recurso didáctico, perfecto para regalar y muy divertido, tanto para niños como para adultos. ¡Todo el mundo a girar piezas!
Atención: ¡es altamente adictivo!

Y si buscáis emociones fuertes, probad a juntar dos cubos. Las combinaciones pueden llegar a sorprenderos.